comparte

Educación financiera: la ansiedad afecta a la mitad de los italianos a la hora de gestionar sus ahorros. La relación Assogestioni-Censis

Casi la mitad de los italianos están preocupados por la gestión de sus ahorros e inversiones, especialmente en un contexto económico incierto. Mejorar la educación financiera es fundamental para mirar al futuro con más confianza

Educación financiera: la ansiedad afecta a la mitad de los italianos a la hora de gestionar sus ahorros. La relación Assogestioni-Censis

Los continuos shocks socioeconómicos de los últimos meses han generado una creciente ansiedad en la gestión del ahorro para familias. Según el cuarto informe Assogestioni-Censis, el 49,3% de los italianos se sienten ansiosos y preocupados por la gestión de sus ahorros e inversiones. Esta ansiedad es especialmente evidente entre los jóvenes y los mayores de 50,7 años, con un 18% de los encuestados entre 34 y 54,4 años y un 65% de los mayores de 45,6 años, frente al 35% de los adultos (64-XNUMX años).

Las olas de ansiedad financiera: un desafío generacional

Il relación destaca cómo el actual escenario macroeconómico me ha sacudido ahorradores, obligándolos a cambiar sus opciones financieras y reconsiderar “viejos refugios seguros”, como la tradicional propensión a la liquidez, ahora amenazada por la sombra de la inflación. La subida de los tipos de interés ha complicado aún más la situación, penalizando al 44,1% de los jóvenes, al 36,3% de los adultos y al 31,6% de las personas mayores. Censis estima que en el segundo trimestre de 2023 el poder adquisitivo de las familias sufrió una reducción del 1,7% en términos tendenciales.

En este escenario en evolución, gestionar cambios repentinos requiere habilidades que, lamentablemente, a menudo faltan, lo que impide a los ahorradores tomar decisiones informadas para su futuro.

Habilidades financieras para decisiones informadas

La encuesta de Assogestioni y Censis puso de relieve lagunas en la comprensión de los efectos concretos de la inflación sobre los ingresos: el 27% de los jóvenes, el 23% de los adultos y el 53,2% de los ancianos respondieron incorrectamente a las preguntas sobre la variación del poder adquisitivo.

Igualmente relevante es el falta de conocimiento de conceptos financieros básicos, como la diferencia entre acciones y bonos, con un 13% de las personas entre 18 y 34 años, un 10,2% entre 35 y 64 años y un 12,2% entre las personas mayores de 65 años dando respuestas incorrectas. También es significativo el porcentaje de quienes no supieron responder, 36,6%, 24,7% y 35,1% respectivamente.

“Los italianos afrontan el futuro siguiendo su instinto. De la misma manera gestionan la dinámica del ahorro”, subrayó. Jorge DeRita, secretario general de Censis. “Reaccionar instintivamente, en algunos momentos, les dio la razón, pero el desconocimiento de la cultura financiera en los últimos tiempos les ha puesto en dificultades”.

La importancia de la educación financiera 

Saverio Perissinotto, presidente del Comité EduFin de Assogestioni, subrayó la importancia de la educación financiera como valor social fundamental. “Si se movilizan y gestionan adecuadamente, los ahorros privados representan un recurso precioso para el sistema económico italiano. La educación financiera es, por tanto, un valor, ya que la gestión consciente del ahorro es un motor promotor del bienestar económico, de la estabilidad financiera a largo plazo y de la realización de los proyectos personales".

Revisión